domingo, 6 de noviembre de 2016

Noviembre

Los domingos, la rutina, el trabajo... En el tiempo que empleamos en memorizar el guión se nos acaban los días, llegamos tarde a casa, cenamos solos, pensamos en voz baja y perdemos los mejores años de nuestras vidas. Lo peor de todo es que no hay elección; cualquier camino conlleva haberte perdido y no poder olvidarte.