miércoles, 28 de marzo de 2012

De camino a casa, pude oler la menta de aquel vestido lamiendo tus piernas, recordé el sendero que marcaba el carmín de tus labios. No era más que el patio del instituto en llamas, un bonito día de primavera en mis manos.

viernes, 9 de marzo de 2012

Porcelana

Pude oír
la sonrisa ladeada
de tus ojos,
entre el humo de tabaco
y el frío de la mañana,
mientras la ciudad
se deshacía en nubes de talco
y la porcelana de tu piel
y el silencio de un violín
bañaban la calle
y pulían el viento.